domingo, 4 de octubre de 2009

Interpretación de la Tabula Smaragdina

domingo, 4 de octubre de 2009
INTERPRETACIÓN DE LA TABULA SMARAGDINA
(Por Dennis Willian Hauck)

(Traducido por Artemidoros)







El artista Matthieu Merian emprendió un proyecto muy especial cuando comenzó un meticuloso grabado para ser incluído en la Opus Medico-Chimicum de Daniel Mylius, que se publicó en el año 1.618. Merian tituló su trabajo Tabula Smaragdina, que es "Tabla Esmeralda" en latín; su meta era incorporar todas las verdades contenidas en la Tabla Esmeralda en una visión que inspirara asombro. Este bello trabajo muestra en dramático detalle el nacimiento de la Piedra de los Filósofos cuándo deja el cielo y desciende a la tierra. El cuadro inmediatamente se convirtió en favorito entre las varias docenas de mandalas simbólicos que los alquimistas usaban para meditar, y muchos alquimistas medievales se sentaron a contemplar por horas este llamativo dibujo, tratando de absorver su poder.

Lo primero que nota uno al observar el cuadro, es su división obvia entre el Arriba y el Abajo; la delgada línea entre ambos señala que estos son reinos muy diferentes. Arriba, el más grande Sol de la Mente Una, cuyos rayos abarcan el universo entero, se eleva por detrás del Sol del Cielo o lo que Hermes llamó "La Mente del Hacedor". Este Sol intermedio es dominado por veintinueve querubines o fuerzas arquetípicas. En numerología el número veintinueve es equivalente al número dos, lo que entonces significa la división embrionaria de la Mente Una para crear la Mente del Hacedor, que lleva a cabo la creación primaria por medio de "pensamientos cristalizados de Dios"... los arquetipos.


Las tres presencias solares flotando entre los ángeles, representan los tres elementos celestiales expresados como la Trinidad Santa: Azufre (el Tetragrammatón de Jehováh el Padre al centro), Mercurio (el Hijo, el Cordero de Dios Sacrificado), y la Sal (la Paloma, Espíritu Santo escondido en la materia). En los términos genéricos de la Tabla Esmeralda, esta trinidad se compone de la Mente Una, el Proceso de Transformación y la Cosa Original.

El Abajo se divide en el día (solar) en el lado izquierdo del dibujo, y la noche (lunar) en el lado derecho. En la parte inferior, uno puede hallar los purificados Cuatro Elementos sellados dentro de bolas de cristal portadas por dos pájaros diferentes. En el izquierdo, el Fuego y el Aire están debajo de las alas estiradas del Fenix, un pájaro imaginario y mítico que asciende de las cenizas del fuego para renacer, lo que le da dominio sobre las esferas del Fuego y el Aire. En el derecho, un pájaro real que tiene dominio sobre las esferas de Agua y Tierra, el Aquilla o Águila, sostiene al Agua y la Tierra sobre las alas. Así, los elementos que se elevan, Fuego y Aire, representan procesos espirituales o psicológicos, mientras los elementos que descienden, Agua y Tierra, son procesos físicos o corporales.


El lado izquierdo o solar del grabado representa el proceso Calcination. En la esquina inferior izquierda hay un león rampante o de pie. Conocido por los alquimistas como el León Rojo, simboliza la energía ardiente, masculina del Trabajo. Detrás de él, es de día y se pueden ver árboles y un pueblo. El león lleva un collar de estrellas y representa las fuerzas cósmicas que emanan de la constelación de Leo, que figuraba tan prominentemente en la religión egipcia, y es la inspiración para la Esfinge, que simboliza la Era astrológica de Leo. La pata derecha de Leo descansa sobre un sol de siete rayos, mientras que la otra se apoya sobre el ala del Fenix. Leo presenta un sol de trece rayos a un hombre desnudo, símbolo de los Misterios Herméticos, que se dice fueron revelados a la humanidad hace más de 10.000 años. El hombre es el Sol que representa el componente masculino de la naturaleza y la personalidad. Los genitales del Sol están cubiertos por un sol pequeño, así como su pecho derecho, aunque se cubre su otro pecho con la luna creciente, que es la semilla de lo femenino en todos los hombres. Su pie derecho está sobre el ala del Fénix y su pie izquierdo descansa sobre un Sol de siete rayos idéntico al que sostiene a Leo. Estos siete rayos son los siete pasos para la iluminación que designa la Fórmula Esmeralda. El Sol está encadenado por su mano izquierda a las Nubes de lo Desconocido, que nos impiden experimentar el esplendor Arriba.
.
El lado derecho o lunar del grabado representa el proceso de Dissolution. En la esquina derecha de abajo se puede ver un ciervo de pie y vestido como hombre. Conocido por los alquimistas como el "Ciervo Fugitivo", es un símbolo de la energía acuosa, volátil, femenina, del Trabajo. Tiene una cornamenta de doce puntas, y cada cuerno tiene una estrella encima, representando las influencias del zodíaco. En mitología, este es acteón, el cazador mítico que se convirtió en ciervo para admirar a Artemis desnuda mientras se bañaba en un estanque. Artemis era la diosa griega de la naturaleza y la fertilidad a quién más tarde los romanos rindieron culto como Diana. En ambas encarnaciones, la diosa representó los profundos poderes creadores y curativos de la mente subconsciente y de la naturaleza. El pie izquierdo del ciervo se posa firmemente sobre la tierra, mientras que el pie derecho se posa en el ala del Águila. En su mano izquierda hay un trébol de tres hojas que representa las tres fuerzas celestiales expresadas en la naturaleza, y en su otra mano está la Luna, que pasa entonces a una mujer desnuda. Conocida como Luna, la mujer desnuda es el componente femenino de la propia personalidad. Sus genitales están cubiertos por una luna creciente, como también su pecho izquierdo, pero su pecho derecho es un pequeño sol de siete rayos (la fuerza intuitiva pero activa dentro de las mujeres) de la que surge un chorro de estrellas (la Via Láctea) que inmediatamente es recibido y absorbido directamente en la tierra. Luna está a horcajadas sobre el Río Hermético, con un pie en el agua y el otro en el ala derecha del Águila. Detrás suyo hay una escena nocturna en la que se disciernen los contornos de árboles, valles y montañas. En su mano izquierda sostiene un manojo de uvas, símbolo de sacrificio, y su mano derecha se encadena a las Nubes de lo Desconocido.


El el centro del Abajo, un alquimista hermafrodítico levanta dos hachuelas estrelladas, que representan la facultad más alta de discernimiento y los poderes de Separation. El alquimista ha cortado las cadenas de la ignorancia que ataron a Sol y Luna a su dualidad., y equilibrado las poderosas fuerzas de su atracción sexual. Ha visto através de las Nubes de lo Desconocido, ha obtenido su libertad de los instintos, y percibe las poderosas influencias de los poderes arquetípicos. El alquimista empoderado es simbólico de una exitosa Conjunction de las fuerzas opuestas a su izquierda y derecha. La mitad de su hábito es negro con estrellas blancas y la otra mitad es blanco con estrellas negras. En otras palabras cada lado de su personalidad contiene la semilla de su opuesto, de modo que no ha negado ni destruido los obligatorios poderes de las polaridades, tan solo los ha integrado en su propio ser. El alquimista se encuentra en la falda de una montaña y de pie entre dos leones que tienen una sola cabeza. El león de la izquierda es el León Rojo y el de la derecha es el León Verde. Como se ve por el Fuego y el Agua que emergen de la montaña detrás de sus colas, estos dos leones representan el Azufre y el Mercurio, el alma y el espíritu del alquimista que se unen para producir el Fermento, el precursor de la Piedra, simbolizado por la sustancia espesa que fluye por la boca común de las bestias. De modo que el alquimista representa la unión del Fuego y el Agua. Esta fusión de lo racional con lo irracional, de la razón y el sentimiento, del varón y la hembra, es parte necesaria de cualquier acto de creación.

Directamente detrás del alquimista hay tres filas de plantas que representan las siete operaciones de la alquimia, realizadas por tres veces hasta la perfección. Las primeras dos filas contienen seis arbustos que culminan en el Árbol de Oro en la cima de la montaña. Cada arbusto está marcado con señales alquímicas de los compuestos metálicos. Detrás de estos arbustos hay un semicírculo de árboles, cada uno marcado con el símbolo de uno de los metales puros. En la cima de la montala, las Nubes de lo Desconocido se abren y los Poderes de Arriba tocan el cogollo del árbol con el signo del oro. Este es el acto de Fermentation, la penetración de la esencia purificada por las fuerzas de Arriba. Una línea trazada desde el Fermento de Abajo (que fluye de la boca común de los dos leones) al nombre de Dios Arriba divide el grabado por la mitad y bisecta al alquimista por el medio de su ser. Esa línea, que es el Eje Cósmico o eje vertical de la realidad, lo conecta a través del Árbol de Oro y la Piedra central, directamente a Dios. Viaja a través de los tres reinos, comenzando por el Reino Físico, transita los procesos psicológicos del Reino del Alma, y alcanza el punto más alto en el Reino del Espíritu.

La primera área que el alquimista encuentra a lo largo de este eje vertical es un Anillo de Estrellas en el cual predominan siete estrellas más grandes. Este anillo estelar presenta las siete operaciones alquímicas como principios cósmicos disponibles para las especies sensibles, en todas partes. Es seguido por un semicírculo de cinco escenas que conducen a la quinta esencia. Este registro de logros alquímicos, es conocido como el Anillo de Planetas, y cada escena representa el pájaro del espíritu asociado con uno de los cinco cuerpos planetarios. De izquierda a derecha: el Cuervo Negro de Calcination (Saturno), el Ganso Blanco de Dissolution (Júpiter), el Gallo de Conjunction (Tierra), el Pelícano de Destillation (Venus) y finalmente, el Fénix de Coagulation (Sol).

Por encima del Anillo de Estrellas y del Anillo de Planetas y formando parte de todos los reinos, hay una esfera central compuesta de siete capas concéntricas. Estas capas simbolizan cada uno de los Siete Pasos de Transformación que se debe alcanzar o descartar para alcanzar la Piedra, que es la esfera más profunda, y que tiene inscrito un triángulo. Dentro de la primera esfera están los signos del zodíaco. Estos son arquetipos personales y kármicos de la personalidad que está siendo incinerada por los intensos fuegos de la existencia en la operación que los alquimistas llamaron Calcination. La segunda esfera tiene tres inscripciones en latín que significan "Año de los Vientos", "Año del Sol" y "Año de las Estrellas". Estos son los arquetipos transpersonales resueltos y liberados durante el largo período de Dissolution. La tercera esfera concéntrica dentro de la esfera con capas en el centro de este grabado, describe los tres géneros de Mercurio (Mercurio Común, Mercurio Corporal y Mercurio Filosófico). Estos son las esencias del alma liberadas en las dos operaciones previas y preservadas durante el proceso de filtrado de Separation. La cuarta esfera nombra las tres clases de Azufre (Azufre Combustible, Azufre Fijo y Azufre Volátil o Etéreo). Estas fuerzas son las pasiones espirituales impulsoras de la Conjunction, en que las partes opuestas de nuestras personalidades, el Mercurio y el Azufre de nuestro ser, se unen en la meta común de transformación. La quinta esfera interna se refiere a la Quinta Esencia, la recién formada materia o Sal develada durante la Fermentation. Inscrita en esta esfera están los tres tipos de Sal (Sal Elemental, Sal de la Tierra y la Sal Central). La próxima y sexta esfera contiene un mensaje escrito en latín que advierte: "Debes encontrar los cuatro grados del Fuego del Trabajo". Como hemos visto, estos cuatro grados se refieren a los estados varios de conciencia que se deben purificar y unir durante la destillation para que no contaminen el Trabajo en su fase final.

La séptima y más inferior esfera contiene un triángulo central de Fuego que apunta hacía arriba, lo que representa el estado sublimado de conciencia destilada que se encuentra arriba. Dentro de ese triángulo está trazado el símbolo del Mercurio exaltado, la Mónada o la Cosa Una perfeccionada, que es la Piedra. En medio del símbolo hay un solo punto, el centro de todo el grabado y alrededor del cual giran tanto el cielo como la tierra. Es el punto de convergencia en nuestras mentes y personalidades donde todas las cosas se reúnen en una sola. A la izquierda del triángulo grande hay uno más pequeño que apunta hacia abajo, el cual representa el Agua o Mercurio; a la derecha hay otro pequeño triángulo que apunta hacia arriba y que representa el Fuego o Azufre. Debajo del triángulo central está la Estrella de David, que simboliza la Sal, la unión del Fuego y el Agua, la permanente reunión del Arriba y el Abajo.

Este maravilloso grabado es un resumen de cómo se expone y purifica el Mercurio de nuestro espíritu en el Trabajo. Unido con el Azufre de nuestras almas, es sometido a coagulación para formar la Sal de los Filósofos, el inmortal, permanentemente iluminado y plenamente encarnado estado de conciencia conocido como la Piedra. Como el punto concéntrico que conforma el centro mismo de este grabado, éste es nuestro ser perfeccionado y hogar último.


- de THE EMERALD TABLET (Penguin, 1.999) por Dennis Willian Hauck.

Fuente: http://www.alchemylab.com/smaragdina.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
◄Design by Pocket Distributed by Deluxe Templates