miércoles, 7 de diciembre de 2011

La Tormenta

miércoles, 7 de diciembre de 2011 0
La Tormenta (The Storm)



por Artemidoros


Este video de Spadecaller presenta el movimiento final de Las Cuatro Estaciones del compositor Antonio Lucio Vivaldi, a menudo referido como "La Tormenta", con las artes visuales de Matthew Schwartz.



El simbolismo del Mago

El simbolismo del Mago




por Artemidoros



EL MAGO*



"Hombre" Superhombre. El Iniciado. El Ocultista altamente consciente. Logos Humano. El "Adam Kadmon" kabalístico. La Humanidad. "Homo Sapiens"


Vi el Hombre.


Su figura iba de la tierra al cielo y estaba vestido con un manto púrpura. Se paraba profundamente en el follaje y en las flores y su cabeza, sobre la que estaba la banda cefálica de un iniciado, pereciendo desaparecer misteriosamente en el infinito.


Ante él sobre un cubo en forma de altar estaban cuatro símbolos de magia-- el cetro, la copa, la espada y el pantáculo.


Tenía su brazo derecho apuntando hacia el cielo, su izquierdo hacia la tierra. Bajo su manto lucía una túnica blanca entallada con una serpiente mordiéndose la cola.


Su cara estaba luminosa y serena y cuando sus ojos encontraron los míos, sentí que me decía los más íntimos recesos de mi alma. Me vi a mí mismo reflejado en él como en un espejo y sus ojos parecían mirar sobre mí.


Y escuché una voz diciendo:

--"¡Mira, este el Gran Mago!

Con sus manos él une el cielo y la tierra, y los cuatro elementos que forman el mundo son controlados por él.

Los cuatro símbolos ante él son las cuatro letras del Nombre de Dios, los signos de los cuatro elementos, fuego, agua, aire, tierra".


Tiemblo ante la profundidad de los misterios. Conmovido… Escucho las palabras, escucho que parecen ser arrojadas por el mismo Gran mago, y fue como en pensamiento que él habló en mi.


Estaba en una profunda trepidación y en ese momento siento que no había nada ante mí excepto el cielo azul, pero dentro de mi una ventana abierta a través de la cual podía ver cosas sublimes y escuchar palabras sublimes.




* El Simbolismo del Tarot. OUSPENSKY, P.D. San Petersburgo. 1913.



View more presentations from terraxaman

Venus y Marte sorprendidos por Vulcano



Venus y Marte sorprendidos por Vulcano

 
por Artemidoros



Venus y Marte sorprendidos por Vulcano. Joachim Wtewael, 1601
Pintura sobre cobre • Manierismo 21 cm × 15,5 cm


Textos adaptados de Wikipedia, comentados y complementados.


Venus y Marte sorprendidos por Vulcano (en holandés, Venus en Mars verrast door Vulcanus) es una obra de Joachim Wtewael, pintada sobre cobre en el año 1601. Mide 21 cm de alto y 15,5 cm de ancho. Se guarda en el Mauritshuis, La Haya, en los Países Bajos.


En este cuadro se representa una historia clásica. Venus (Afrodita) estaba casada con Vulcano (Hefestos), pero tenía como amante a Marte (Ares). Los descubrió un celoso Apolo, el dios griego del sol, y se lo comunicó a Vulcano y el resto de los dioses. Para atrapar a los amantes, Vulcano forjó una red con la que los inmovilizó. Esta historia la trata Wtewael de manera más bien desenfadada y cómica, en lugar del tono moralista que se puede apreciar en otras versiones del tema.


Distingamos algunos elementos: las armas, el escudo y la armadura de Marte están en el piso,  así como unas sandalias rosadas tal vez de Venus (quien nunca se distinguió por aparecer vestida); el martillo del herrero Vulcano también yace en el suelo, mientras el dios del fuego levanta la red, fina como telaraña, para exponer el abrazo de los amantes, que quedan exhibidos a las miradas de los dioses olímpicos;  entre estas divinidades podemos distinguir algunas por sus atributos: en el mismo lecho está Cupido (Eros), cómplice, con su arco y carcaj con flechas; directamente encima levanta los cortinajes Mercurio (Hermes) portando su caduceo; inicialmente pensé que otro dios no identificado sobrevuela la escena, presumiblemente un dios del aire o los vientos como Eolo, pero en otra revisión cambié de idea: por su manto dorado es precisamente Apolo, el responsable de delatar los amoríos; presenciando directamente el affair están Saturno (Cronos) con su guadaña, Júpiter (Zeus) con un atado de fulminantes rayos en una mano mientras retiene a su águila favorita con una pierna; las diosas Diana (Artemis) con su tocado lunar y la virginal Minerva (Atenea) con su casco y lanza, se asoman curiosas; la aurora Eos, la de rosados dedos, brilla en el trasfondo con aire de inocencia mientras toca lo que parece ser una lira o una cítara algo modernizada o tal vez un violín contemporáneo del pintor.


La leyenda mitológica dice que en vez de furiosos, los dioses miran la escena divertidos, y cuando Mercurio comenta que con gusto cambiaría de puesto con Marte, el asunto termina con carcajadas generales.

Referencias
Rynck, Patrick de: Joachim Wtewael, «Marte y Venus sorprendidos por Vulcano», en las pp. 218-219 de Cómo leer la pintura, 2005, Grupo Editorial Random House Mondadori, S.L., ISBN 84-8156-388-9


Una copia de buen tamaño  de la pintura se puede descargar de:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
◄Design by Pocket Distributed by Deluxe Templates