lunes, 28 de mayo de 2012

La Templanza - Arcano XIV

lunes, 28 de mayo de 2012 0


LA TEMPLANZA (El TIEMPO)*

 

Por Artemidoros





Apareció un ángel en una túnica blanca tocando la tierra y el cielo. Sus alas eran llameantes y una radiación de oro estaba alrededor de su cabeza. En su pecho usaba el signo sagrado del libro del Tarot -- un triángulo dentro un cuadrado, un punto dentro del triángulo; en su frente el símbolo de la vida y de la eternidad, el círculo.


En una mano estaba una copa de plata, en la otra una copa de oro y allí fluía entre estas copas una corriente constante, que relucía con todos los colores del arco iris. Pero no podría decir de qué copa ni en que copa la corriente fluía.




Con gran y reverente temor entendí que estaba cerca del último de los misterios desde el cual no hay retorno. Miraba sobre el ángel, sobre sus símbolos, sus copas, la corriente de arco iris entre las copas, -- y mi corazón humano temblaba con miedo y mi mente humana se contraía con angustia y con carencia de entendimiento.




"Sí", dijo la voz, "Este es un misterio que se revela en la Iniciación. La ' Iniciación ' es simplemente la revelación de este misterio en el alma. El Ermitaño recibe la lámpara, el manto y el bastón de modo que él pueda portar la luz de este misterio.

"Pero usted  probablemente vino aquí sin preparación. Entonces mire, escuche e intente entender, porque ahora el entendimiento es su única salvación. Quién se acerque al misterio sin completa comprensión estará perdido.




"El nombre del ángel es Tiempo. El círculo en su frente es el símbolo de la eternidad y de la vida. Cada vida es un círculo que vuelve al mismo punto donde comenzó. La muerte es la vuelta al nacimiento. Y desde un punto al otro en la circunferencia de un círculo la distancia es siempre la misma, y el posterior, esto es desde un punto, será el siguiente de otro.

"La eternidad es una serpiente, persiguiendo su cola, nunca alcanzándola.




"Una de las copas que el ángel sostiene es el pasado, la otra es el futuro. La corriente del arco iris entre las copas es el presente. Usted ve que esto fluye en ambos sentidos.

"Este es el Tiempo en su aspecto más incomprensible.



"Los hombres piensan que todo fluye constantemente en una dirección. No ven que todo se encuentra perpetuamente  y que el Tiempo es una multiplicidad de círculos girando. Entienda este misterio y aprenda discernir las corrientes contrarias en la corriente del arco iris del presente.


"El símbolo del libro sagrado del Tarot en el pecho del ángel es el símbolo de la correlación de Dios, del Hombre y del Universo.

"El triángulo es Dios, el mundo del espíritu, el mundo de las ideas. El punto dentro del triángulo es el alma del hombre. El cuadrado es el mundo visible.


"La consciencia del hombre es la chispa divina, un punto dentro del triángulo del espíritu. Por lo tanto el cuadrado entero del universo visible es igual al punto dentro del triángulo.

"El mundo del espíritu es el triángulo de los veintiún signos del Tarot. El cuadrado representa al fuego, el aire, el agua y la tierra, y así simboliza al mundo.

"Todo esto, en la forma de los cuatro símbolos, está en la bolsa del Tonto, quien en si es un punto en un  triángulo. Por lo tanto un punto sin dimensión contiene un cuadrado infinito".
























* Ouspensky P.D. EL SIMBOLISMO DEL TAROT. FILOSOFÍA DE OCULTISMO EN FIGURAS Y NÚMEROS. Traducido al inglés por A. L. Pogossky. Trood Print. and Pub. Co., St. Petersburg, Russia [1913]

martes, 22 de mayo de 2012

La Muerte - Arcano XIII

martes, 22 de mayo de 2012 1


LA MUERTE*

 

Por Artemidoros






Fatigado por el destello de la Rueda de la Vida, me conecté a la tierra y cerré mis ojos. Pero me parecía que la rueda seguía girando ante mí y que las cuatro criaturas continuaban sentadas en las nubes y seguían leyendo sus libros.




Repentinamente, al abrir los ojos, vi a jinete gigantesco en un caballo blanco, usando una armadura negra, con un casco y una pluma negros. Una cara de esqueleto miraba hacia fuera debajo del casco. Una mano huesuda sostenía un grande y negra bandera que se agitaba lentamente, y en la otra sostenía una brida negra ornamentada con calaveras y huesos.



 Y, dondequiera que el caballo blanco pasaba, le seguían la noche y la muerte; las flores se marchitaban, las hojas caían, la tierra se cubría con un ropaje blanco; aparecían los cementerios; las torres, los castillos y las ciudades eran destruidos.





Reyes en el pleno esplendor de su fama y de su poder; las mujeres hermosas amadas y amando; altos sacerdotes investidos por el poder de Dios; niños inocentes -- cuando vieron el caballo blanco todos cayeron  sobre sus rodillas ante él, estirando sus manos en terror y desesperación, y se cayeron para no levantarse más.


Lejos, detrás de dos torres, el sol se puso.






Un frío mortal me envolvió. Los pesados cascos del caballo parecían caminar en mi pecho, y sentía que el mundo se hundía en un abismo.

Pero todo tenía algo familiar, pero visto y oído débilmente, parecía  venir del paso medido del caballo. Un momento más y ¡oí en sus pasos el movimiento de la Rueda de la Vida!




Una iluminación entró en mí, y, mirando al jinete alejarse y el sol descendiendo, entendí que el Camino de la Vida consiste en los pasos del caballo de la muerte.

El sol se hunde en un punto y se levanta en otro. Cada momento de su movimiento es un descenso en un punto y un ascenso en otro. Entendí que se levanta mientras se hunde y que se hunde mientras se levanta, y que la vida, al venir al nacimiento, muere, y al morir viene a nacer.




"Sí," dijo la voz. El sol no piensa en ir hacia abajo o hacia arriba. ¿Qué sabe él de la tierra, de ir y venir observado por los hombres? Va en su propia manera, sobre su propia órbita, alrededor del Centro desconocido. La vida, la muerte, se levantan y caen-- ¿no sabe que todas esas cosas son pensamientos, sueños y temores del Tonto?













* Ouspensky P.D. EL SIMBOLISMO DEL TAROT. FILOSOFÍA DE OCULTISMO EN FIGURAS Y NÚMEROS. Traducido al inglés por A. L. Pogossky. Trood Print. and Pub. Co., St. Petersburg, Russia [1913]

martes, 15 de mayo de 2012

Nostradamus para Neófitos

martes, 15 de mayo de 2012 0
NOSTRADAMUS PARA NEÓFITOS


por Artemidoros


Antes de empezar, quiero aclarar que el primer neófito es quien escribe estas líneas. Simplemente he leído las Centurias y muchos libros sobre el tema; aunque me declaro completamente inexperto sobre el tema, eso no me ha impedido unir algunos cabos sueltos que ahora comparto sin ninguna pretensión. 


El televisor de Nostradamus


Imaginemos. Estamos sentados en un cuartito oscuro y frío y con escasa calefacción por allá en 1550.



I

Estando de noche absorto en mi secreto estudio,
Sentado, solo, sobre un sillón de cobre:
Pequeña luz que de las soledades brota,
Hace decir lo que no se ha esperado en vano.

II

Vara en mano puesta en medio de Branco,
Moja de la onda el pie y el borde:
Un temor y una voz se agitan por las mangas:
¡Divino resplandor!, Dios se asienta al lado.


Centuria I, cuartetas 1 y 2



Mientras tanto, los españoles y portugueses están conquistando América, pero eso es por el momento asunto de aventureros y ex presidiarios. La gente decente se queda en casa a morir de muerte natural, que ofrece un amplio menú ya que la ciencia médica está en pañales y plagada de superticiones, no hay medicamentos ni antibióticos como los conocemos hoy: la primera opción es la peste (no es de extrañar, como no hay agua corriente, ¡en las ciudades la gente tira el contenido de las bacinillas nocturnas a la calle, que que son caldo de cultivo de bacterias y enfermedades!).  Otra opción “natural” es que la Inquisición lo torture a uno o lo queme (no exagero: las “estadísticas” son pasmosas); o también es muy posible morir como consecuencia de alguna querella religiosa o una confabulación política pues las hay a granel. 


Se supone que Europa está en la ebullición del pleno Renacimiento pero no lo sabe, se lo dirán los historiadores posteriores. Como para ubicarnos con algunos personajes históricos, Lutero ya cocinó su Reforma Protestante después de Wittenberg y falleció hace cuatro años; Maria Estuardo, reina de Escocia desde la cuna y futura reina de Francia tiene 8 años de edad; a Isabel Tudor le faltan 8 para convertirse en la primera Isabel reina de Inglaterra; a Carlos V rey de España y emperador de Alemania le quedan 8 años de vida; Miguel de Cervantes tiene apenas tres años y faltan catorce para que nazca William Shakespeare. La tenebrosa noche de San Bartolomé, que involucra a Catalina de Medici, la real protectora de Nostradamus y su progenie, está a 22 años en el futuro. La gente común y corriente anda cocinando lo suyo en casa y procurando no llamar la atención.






Y Ud., si es Nostradamus, está en Salon, al sur de Francia, cocinando yerbas exóticas en una especie de televisor acuático con antenas de ramitas, y está sintonizando unas cosas muy raras. Le llegan ecos muy extraños de naciones y ciudades futuras que aún no han sido fundadas, voces en idiomas que aún no encuentran lenguas que los expresen, ve pasar o volar máquinas extrañas, caminar santos, desfilar pecadores, cometer crímenes, ocurrir cataclismos, desatar guerras que aún no se han librado, en una espiral enloquecedora que parece infinita. Como para chiflarse.




De modo que Nostradamus escribe lo que ve y oye o más bien lo que cree que ve y oye, lo escribe en versos (bastante malitos), en cuatro idiomas revueltos y encima enreda las claves, el tiempo y la pita para que nadie entienda, y mucho menos la Inquisición.



Cápsula Biográfica


Saint Rémy, Provenza

Miguel de Nuestra Señora –universalmente conocido por la traducción al latín de su apellido, Nostradamus, y algo menos por su nombre completo en francés, Michel de Notredame- nació en Saint Rémy, Provenza, en el seno de una acomodada familia de conversos judíos el 14 de diciembre de 1503. Eso de conversos era lo que hoy llamaríamos una maniobra de supervivencia, pues nunca ha sido muy seguro ser judío en una civilización cristiana, como lo demuestran 20 siglos de Historia reciente.


Mapa de Provenza en el sur de Francia
En casa fue educado en la sabiduría secreta de la Cábala y los libros proféticos de la Biblia; aprendió Hebreo, Latín, Griego, Astronomía y otras ciencias en Avignon, y fue enviado a la escuela de Medicina de Montpellier en 1522, donde después de convertirse en médico en 1529, trabajó como profesor, y luego ejerció en Agen, Lyon, y otros sitios del sur de Francia. Allí le alcanzó su destino por primera vez, cuando en 1538 sus precauciones sanitarias le dieron fama de sanador y le preservaron del azote del medioevo, la peste, pero no pudieron salvar a su esposa e hijos, quienes murieron de esa enfermedad.

La Peste

Esta notoriedad llamó la atención de quien sería su enemigo vitalicio, la Inquisición, cuya “sucursal” Toulouse, lo acusó de herejía, forzándolo a huir y ocultarse por varios años, peregrino de caminos y protectores.


Reincidiendo y ya cuarentón en un mundo donde sobrevivir hasta los treinta años era de por sí una muy rara hazaña, el muy viudo Miguel se casó en 1547 con la muy rica viuda Anne Ponsart Gemelle, y se establecieron en Salon, cerca de Aix, donde empezó a trabajar en sus muy famosas predicciones en verso, profecías que algunos creen con fundamentos astrológicos, Las Centurias.



La primera versión vio la luz en 1550 junto con un almanaque con previsiones sobre el clima, pues hacer almanaques con recomendaciones para el clima, la agricultura y consejos le resultó rentable a Nostradamus. Aunque hubo otras anteriores, la verdadera primera edición de Las Centurias no sería impresa hasta 1672.

Las Centurias, colección de cuartetas con las profecías de Nostradamus

En 1556 Catalina de Medici, Reina de Francia, invitó a Nostradamus a la Corte para que explicara una cuarteta que parecía insinuar la muerte de su marido Enrique II (que ocurriría tres años después). Se dice que en ediciones posteriores los versos fueron ajustados para que reflejaran con más exactitud las circunstancias que en verdad ocurrieron. De todos modos Nostradamus gozó de alguna protección por parte de la Reina Catalina y de alguno de sus hijos-reyes, tal vez no tan cinematográfica y espectacular como lo hemos visto en la pantalla grande, pero sí es un hecho histórico que la Reina lo visitó en Salon y sus buenas e intrigantes razones de estado tendría, pues Su Majestad no daba puntada sin su dorado dedal.


Lo cierto es que Nostradamus se las agenció para morir en su cama y de muerte natural en Julio 2 de 1566, y con una simple resta nos damos cuenta que alcanzó la no despreciable edad de casi 63 años, todo un logro para su época.


Las profecías


El asunto de que las predicciones sean o no astrológicas, a pesar de que abundan en ese tipo de referencias, lo resuelve el mismo Nostradamus al describir el método que utilizó (adivinación en un espejo de la Luna, es decir, en un recipiente con agua, que agitaba con una rama de laurel 1). Además, Nostradamus hace una advertencia a los astrólogos en la Carta (o testamento) a su hijo César, para que desistan de utilizar sus herramientas simbólicas en la interpretación de las profecías, pues sería inútil hacerlo. Esto no ha obstado para muchos lo hayan intentado.




Las ya famosas previsiones de Nostradamus están recopiladas en un libro llamado las Centurias, escrito en versos rimados de cuatro líneas en una rara mezcla de Francés, Griego, Latín, y Provenzal, con la secuencia de tiempo totalmente enredada; el libro contiene 353 cuartetas organizadas en ciclos de 100 versos. Intentar leer las Centurias es similar a aventurarse por el libro de la Revelación (que eso es lo que quiere decir Apocalipsis en griego). Uno termina erizado, a medio camino entre el terror y el desconcierto total y sin entender si se trata de una simple pesadilla de Nostradamus por comer pesado a las once de la noche o de un mal viaje por el estilo de los que hacían los hippies con LSD por allá en los 60s.

Un almanaque con consejos y profecías, probablemente publicado
por César Nostradamus. 1568

Algunos intérpretes sostienen que Nostradamus usa la cronología bíblica (de la cual siguen pegados actualmente muchos entre judíos ortodoxos y protestantes del Bible Belt en Estados Unidos), según la cual, habiendo sido creado el mundo en el año 4004 AC (minutos más o menos), debe durar 6000 años hasta la batalla final con el Anticristo en Armagedón, la derrota del Anticristo, la caída de Babilonia (cómo se la cargan a la pobre Babilonia, que yace olvidada después de los tiempos de Alejandro Magno bajo las arenas del ahora desierto en Irak), el milenio de Paz y el Juicio Final. No todos están de acuerdo con esto de la cronología, bíblica o de otro tipo, porque los estudiosos de Nostradamus tienen grandes diferencias de opinión, de interpretación y de tiempos.


Entre los ilustres exégetas de Nostradamus están, por ejemplo, los Fontbrune, que es una familia estudiosa que trasmite su interés y conocimientos de padres a hijos. Han hecho un estupendo análisis de las cuartetas relacionadas con la Revolución Francesa, con Napoleón Bonaparte (considerado por Nostradamus como un usurpador), con la Segunda Guerra Mundial y con la vida de Hitler (a quien Nostradamus llama Hister). Pero los esfuerzos de los Fontbrune en pronosticar la III Guerra Mundial, el ataque de los árabes a Europa, la guerra entre China y Estados Unidos, la huida de Juan Pablo II y ahora Benedicto XVI de Roma, el advenimiento del último Papa, y el hundimiento de la civilización occidental, previstos para antes de 1999, hasta el momento no tienen visos de credibilidad. Pero pueden haberse equivocado en 15 años, 20 años, 50 años, ¿quién sabe? ¿tienen prisa la Historia y el Destino?

Ruinas de NYC por levonah

Eventualmente, la civilización occidental debe seguir el ritmo inexorable de las Eras y zozobrar alguna vez en el mar del tiempo para dar paso a nuevas civilizaciones y nuevos tipos de estructuras en todos los planos del ser. Y los Fontbrune adolecen del mal de casi todos los exégetas de Nostradamus: aplican las cuartetas solo a su propio tiempo.


Jean-Charles de Fontbrune (1935-2010). Foto AFP

Ese es precisamente el problema que nos plantea interpretar a Nostradamus: parece que no es posible descifrar sus profecías hasta DESPUÉS que han ocurrido. ¿Qué utilidad pueden entonces tener? ¿Es que deben tener alguna utilidad? ¿O es que Nostradamus era un hombre vanidoso que quería decirnos: ‘¿Véis? ¡Os lo dije que iba a pasar!’? Pero hablando muy en serio, ¿para qué unas profecías que nos avisan de cosas que no se pueden evitar ni cambiar? ¿Pero... Y es que se pueden evitar los eventos? ¿O es que Nostradamus no quería interferir ni que lo hiciéramos las generaciones del futuro? ¿Y en donde queda el libre albedrío? ¿O precisamente por el respeto de Nostradamus al libre albedrío es que no se pueden anticipar los eventos de las profecías? ¿O fue que Nostradamus se quiso proteger tanto de las asechanzas de la Inquisición que dejó inutilizables sus profecías?

Algunos intérpretes de Nostradamus opinan que las profecías contenidas en las cuartetas se cumplen inexorablemente SI NO SE HACE NADA PARA PREVENIRLAS. Pero... ¿Y es que hay un abanico de futuros posibles? ¿O estamos invadiendo si querer los terrenos de la mecánica cuántica, de las líneas de tiempo de las famosas paradojas del viaje en el tiempo, de los universos paralelos? Por lo visto lo que tenemos es cada vez más preguntas y NINGUNA respuesta.

Pero volvamos a las intérpretes y analistas: en una línea totalmente distinta a los Fontbrune está Jean-Jacques Pichon, quien aplica los principios del Eterno Retorno y de la Astrología Precesional para interpretar las Centurias. Las credenciales de Pichon son totalmente distintas a los Fontbrune: estos son literatos, historiadores. Pichon es astrólogo, estudioso de los arquetipos y de la psicología jungiana, de los símbolos que el hombre utiliza para representar a sus dioses y los rastros que dejan las divinidades en la historia humana al surgir, reinar en los panteones y eclipsarse para volver a aparecer a lo largo de milenios. En sus libros, la mirada de Pichon generalmente examina miles de años, no simplemente los últimos siglos.


Ave Fénix, uno de los símbolos para el Eterno Retorno

Para explicar el análisis que hace Pichon de las cuartetas de Nostradamus tengo que hacer un aparte para hablar de lo siguiente, así que tener paciencia un minuto: la Astrología Precesional es la que se ocupa de las Eras. Recordemos que supuestamente estaríamos saliendo de la Era de Piscis para entrar a la Era de Acuario. Pero... ¿Y cuando termina una y empieza la otra?

Precesión de los Equinoccions


Según Wikipedia, los defensores de la idea de la nueva era o la nueva edad de oro, no coinciden en las fechas en las que esta nueva edad habría de iniciar; veamos una lista de fechas de la entrada en la Era de Acuario, según cálculos de diferentes espiritualistas, psíquicos o astrólogos:


No.AñoDe acuerdo con
11904Aleister Crowley (Edward Alexander Crowley)
21914Peter Deunov / Omraam Mikhaël Aïvanhov
31930Godfrè Ray King (Guy W. Ballard)
41946Raël (Claude Vorilhon)
51948Serge Raynaud de la Ferrière
61950Jean Sendy
71962Samael Aun Weor (Manuel Gómez Rodríguez)
81991Yogi Bhajan (Harbhajan Singh Khalsa Yogiji)
92000Debido al cambio del año bisiesto en el calendario gregoriano
102012José Argüelles / Calendario maya
112020Adrian Ross Duncan
122025El Tibetano Djwhal Khul (Alice Ann Bailey)
132038Elsa M. Glover
142060Robert Hand
152062Dane Rudhyar
162080Shepherd Simpson
172100El Polo Norte apuntará exactamente a la estrella Polar
182160Año de Platón / Paul Le Cour
192375Rudolf Steiner
202658Max Heindel

 

Desde que a fines de la década de 1960, la Nueva Ola -que ahora es cincuentona, caduca y cansada- y en particular los hippies tomaron a la Era de Acuario como excusa para la revolución musical, la psicodelia, la fraternidad, las drogas y en particular el movimiento de libertad sexual -make love not war- nadie más volvió a ocuparse públicamente de esa Era, salvo alguna voz aislada como la rosacruz Elsa Grover, fallecida en 2003. Entonces llegó 1999 y la proximidad del cambio de Milenio hizo que los medios se acordaron de cualquier cosa sensacionalista que llenara páginas y vendiera ejemplares. Pero el cambio de Era siguió silenciosamente en marcha, y ¡sorpresa que no es sorpresa! algunos dicen que no estará completo hasta este 2012, año que le debe sonar a Ud. como una campanita si ha oido hablar con insistencia de las tales Profecías Mayas y del 21 de diciembre de 2012.

Acuario, por el artista holandés JOHFRA

Bien.  Entonces, para simplificar el asunto de las Eras, una Era es un Año Precesional o mes del Año Cósmico; este último es el tiempo que nuestro Sol se demora en dar una vuelta alrededor de su Sol (porque lo tiene, no faltaba más, no podía andar por ahí así no más, ¡suelto de madrina!; además, algunos dicen que ese sol es la estrella Alcyon en las Pléyades). Y ese Año Cósmico de nuestro Sol son alrededor de 25,920 añitos de los nuestros. No es casualidad que todo el montaje de las supuestas Profecías Mayas esté basado en este año cósmico, y no parece  raro que en verdad los Mayas hubieran conocido este calendario máximo, aunque quien sabe como podrían haberse enterado dado lo supuestamente breve de su propia civilización. Pero no es de los Mayas de quien nos ocupamos ahora.

Por otro lado,  Jean-Jacques Pichon nos dice que Nostradamus utiliza el Año Precesional porque las referencias astrológicas que proporciona no se cumplen en ningún año de 365 días, sino que coinciden dentro del macro-marco de referencia de la Era, que con sus 2,148  o 2,160 años dependiendo a quien se le cree. Como dijimos arriba, este año precesional viene a ser algo así como un mes cósmico. En resumen y según Pichon: Nostradamus sí utiliza claves astrológicas, pero no las comunes y corrientes, sino abstrayéndose simbólicamente al marco de la Era, como ya comentamos sin entrar en detalles innecesarios por el momento. Por otra parte, Pichon considera que Nostradamus está sobrado como visionario, porque ningún profeta antes, ni Daniel, ni Isaías, ni siquiera Juan el del Apocalipsis, logró ver mas allá de los límites de su propia Era. Pichón dice que Nostradamus oyó ecos del futuro desde 1557 hasta el año 3797, o sea, ¡hasta bien avanzada la Era de Acuario que cederá el paso a la Era de Capricornio aproximadamente alrededor del año 4173, años más o años menos dependiendo de quien tomemos la fecha del inicio de la Era de Acuario!


Los Tres Anticristos de Orson Welles (y algunos otros)



En una película de 1981 [The Man who saw Tomorrow] sobre las profecías de Nostradamus, Orson Welles, probablemente basándose en las interpretaciones de Jean-Charles Fontbrune (fallecido hace dos años) pero también de otros intérpretes del oráculo provenzal, opina que las profecías plantean el advenimiento de tres Anticristos, de los cuales dos han pasado ya: Napoleón y Hitler. El tercero estaría por llegar, y sería el Anticristo al que se refiere la tradición cristiana oral y al que se piensa que se refiere el Apocalipsis, que entre otras cosas no es un libro profético sino que contiene enseñanzas iniciáticas - y esto no lo digo yo, lo afirmaron Jorge Adoum, y también Jan van Rijckenborgh y varios otros.

Pues según Welles y los libretistas de su película, este Anticristo planteará una cruel guerra mundial, destruirá al cristianismo y a la civilización occidental, al final de esta guerra sobrevendrá un milenio de paz. Y que ese es el mensaje último y verdadero de Nostradamus (siempre según Orson Welles): que de todos modos sobrevivirá la esperanza y la humanidad se sobrepondrá a la barbarie y a la destrucción. La película circula por ahí en los negocios que rentan películas pero también se puede ver gratis o pagando via Internet, así que si  quieren ver a Nueva York como "Ricaurte en átomos volando” en ese thriller y ponerse los pelos de punta un rato, pues ya saben donde ir a buscar. Aunque a estas alturas la pobre NYC ha sufrido mucho en películas, nada más recordemos a Godzilla, y alguno que otro maremoto y hasta una glaciación, y  por supuesto, está el terrible incidente del 11 de septiembre de 2001.




La única fecha concreta de Nostradamus



Nostradamus, siempre se anda por la ramas en cuanto a fechas, y como ya dijimos, da unas vagas referencias astrológicas (por ejemplo, “Cuando Marte esté en Cáncer y Mercurio y Júpiter estén en Gémini y Saturno esté en Libra”), referencias imposibles de cumplir dados los ciclos planetarios tan distintos. Me explico: Nostradamus en su momento solo conocía los siete planetas clásicos: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, a los que se adicionan las dos luminarias, el Sol y la Luna. En cuanto a rotaciones solares, Saturno se demora casi 28 años en dar una vuelta alrededor del Sol, Júpiter la da cada 12 años, mientras que Marte en 2 años, etc., lo que llevó a Pichon a la conclusión de que Nostradamus no se refería al año solar de 365 días sino al Año Precesional o Mes Cósmico  Era de 2,120 años (¿o eran 2,148?)

La única fecha concreta que hay en todas las centurias está contenida en esta cuarteta de la cual inserto una versión en español, otra en lengua original y por último una interpretación en inglés:

El año mil novecientos noventa y nueve, séptimo mes,
del cielo vendrá un gran rey de espanto
resucitar al gran Rey de Angolmois:
antes, después, Marte reinar por buena dicha” 2

“L’an mil neuf cent nonante neuf, sept mois,
du ciel viendra un gran Roi d’effrayeur
Resusciter le grand Roi d’Angolmois:
Avant, apre, Mars regner par bon heur [X 72]” 3

“In the year 1999 and seven months
From the sky will come the Great King of Terror.
He will bring back to life the great King of the Mongols.
Before and after war rules happily” 4

Y aunque Pichon con su cronología precesional relaciona la cuarteta con un evento que ocurrirá en el año 3238, a mí se me ocurre que tiene que ver con cierto eclipse solar que hizo noticia, ocurrido el 11 de Agosto de 1999. Los eclipses tienen consecuencias nefastas, sea por causas geofísicas, gravitacionales o metafísicas, pero no nos vamos a ocupar de eso ahora.


La sombra del Eclipse 11-08-1999 Copyright © 1999 by Georg W. Koester

Primero tenemos que hacer el ajuste de diez días que se le hicieron al calendario gregoriano en octubre de 1582, según el cual por bula, edicto, decreto o baculazo papal, se eliminaban los días del 5 al 14 de ese mes, como bien cuenta Umberto Eco en algún capítulo de El Péndulo de Foucault.






Trayectoria de la sombra del eclipse solar total del 11 de Agosto de 1999.
Nótese que el eclipse fue más oscuro y profundo sobre Rumania.

Entonces, para un documento escrito entre 1555 y 1558, el famoso eclipse solar del 11 de agosto de 1999, sin el ajuste de 10 días de la reforma gregoriana al calendario vigente que se haría 30 años después y habiendo muerto ya Nostradamus, hubiera ocurrido el 21 de agosto de 1999 en un calendario visto con los ojos de Nostradamus, en el punto del tiempo donde comenzaría astronómicamente Sept-iembre, el sépt-imo mes del antiguo calendario romano.


La Gran Cruz cósmica del eclipse, calculada por Gary Brand para Charlottesville, Virginia USA

Ese eclipse produjo una gran cruz cósmica conformada por varios planetas importantes en los llamados signos fijos o signos solares (Acuario, Tauro, Leo y Escorpión). ¡Oh, sorpresa! Son los signos de la llamada pirámide del mago, cada uno con su palabra clave: Saber-Querer-Osar-Callar. Hay un elemento clásico y un símbolo asignado a cada uno de ellos. Estos símbolos son los que componen la Esfinge frente a las tres pirámides en la llanura de Gizeh en Egipto, además componen las estructura básica en los 4 palos del Tarot, y están representados en numerosos ornamentos, figuras, símbolos, naipes, etc.

Arcano XXI del Tarot Pitagórico

Y aunque digo sorpresa, en realidad no estoy sorprendido en absoluto, porque estos signos se repiten por todas partes, por ejemplo en las profecías de Ezequiel 5, y varias veces en el Apocalipsis de Juan (leer, leer...). Además, no en balde cada uno de los cuatro Evangelistas está asociado y representado en la iconografía cristiana junto con uno de los símbolos, recordemos a San Marcos y el León, y San Juan con el Águila (octava superior del Escorpión, representados por el Águila y la Serpiente), y si no se acuerdan, basta con que vayan a cualquier oficina de parroquia y compren la correspondiente estampita con todo y oración.

Volviendo al eclipse de 1999, recordemos el mediático alboroto que causaron los propagadores de las tales Profecías de los Mayas sobre ese eclipse, aparentemente previsto con más exactitud por los Mayas que por Nostradamus. Pero no necesitamos discutir más sobre el asunto acá. Es cierto que las cosas coinciden, pero no necesito matar de aburrimiento a los lectores.


Pero... me dirán Uds., y ¿qué es lo que quiere decir Nostradamus con esa misteriosa cuarteta? Y contestaré que solo estoy echando el cuento y que no soy intérprete ni exégeta de Nostradamus, pero que el sentido común me dice que si Nostradamus se refería a ese eclipse, entonces está hablando del nacimiento de un bebé en esa fecha, y que además el bebé de Rosemary 6 era un caramelito en comparación con este nene, que debió nacer ese día a lo largo del sendero del eclipse, que barrió desde el suroeste de Inglaterra, algo de Francia, Alemania, los Balcanes, Turquía 7, y se desvaneció finalmente sobre el océano Índico. Y por estas fechas debe ser un chico o chica de trece años. A lo mejor Orson Welles, Erika Cheetham y los demás escatológicos tienen razón. Y no especulo más, háganlo Uds. que tienen mucha imaginación.


El poster de la película de Roman Polansky: El bebé de Rosemary/La semilla del diablo (1968)

Por si nos queda duda de como los eventos celestes marcan posibilidades y futuros en nuestro mundo, como ejemplo pongo el recuento que el astrólogo francés Hadés, eminente autor de muchos esclarecedores libros sobre el tema astrológico, comenta de un evento astronómico por el estilo ocurrido hace más de 800 años:


Hacia 1175, los astrólogos observaron una agrupación en extremo rara: la conjunción de cinco grandes planetas en el signo de Libra, signo cardinal, para la noche del 16 de setiembre de 1186. Anwari, astrólogo persa, anunció una «gran tempestad» para aquella época. El Sol, la Luna, Saturno, Júpiter y Marte en Libra debían provocar un cataclismo. La noche fue excepcionalmente calmada y Anwari se cubrió de ridículo. Comprendió que se había equivocado en su interpretación, pero ¿dónde? Ciertamente, era obligado que aconteciese algo, pero ¿qué? Pasaron los años. A principios del siglo XIII, a la edad de cuarenta y un años, un jefe de hordas [Gengis Khan] edificó el mayor Imperio nunca reunido bajo un cetro. De las orillas del Pacífico a Rusia, conquistó, ante todo, una gran parte de la tierra rusa, hizo prisionero al gran duque de Kíev, modelando toda Asia como si fuera de cera. Nació aquella noche, notable por la agrupación de planetas en Libra y fue un verdadero huracán. [Hadés. ¿Qué  ocurrirá mañana? Plaza y Janes, Editores. Barcelona. Mayo 1969. p.91.]



Jeane Dixon (1904-1997)

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el 5 de febrero de 1962 hubo una múltiple aglomeración planetaria en el signo Acuario: la quíntuple conjunción Sol, Luna, Mercurio, Venus, Júpiter entre los grados 16 a 21 del signo Acuario, y la conjunción de Marte y Saturno alrededor del grado 3 del mismo signo. Algunos astrólogos predijeron el nacimiento de un líder muy particular ese día, y que el fenómeno celeste hasta podía marcar el comienzo de la Era de Acuario (mencionada arriba). La psíquica norteamericana Jeane Dixon tuvo una visión en la mañana de ese día, en la cual el faraón monoteísta Akenaton y su reina Nefertiti entregaban un niño a la humanidad, lo que ella interpretó como el nacimiento de un niño en el Oriente Medio. Ella describe esta visión y sus opiniones sobre la misma y sobre muchas otras cosas como el advenimiento del Anticristo en su libro My Life and Prophecies. Hay que tener en cuenta que fácilmente la señora Dixon acertó en sus profecías tanto como se equivocó, aunque las de los asesinatos de ambos Kennedys le trajo reconocimiento y una especie de estrellato. En fin, ya pasaron 50 años, y aún no conocemos la identidad del supuesto líder nacido el 5 de febrero de 1962. Nuevamente: ¿quién tiene prisa?


Influencia de Nostradamus en la Literatura contemporánea

Además de la incontable literatura escatológica de los últimos 25 años y alguna media docena de películas directamente relacionadas con biografías de Nostradamus o con sus profecías, Books and Writers 8 lista estas referencias atribuyéndoles influencias del profeta provenzal 9 :

  • La cinta de 1960 dirigida por George Pal sobre la novela de H.G. Wells La Máquina del Tiempo muestra a la civilización terrestre destruida por una guerra termonuclear en 1966.
  • La primera Novela de Fred Hoyle, la Nube Negra (1957), postula la llegada de una nube consciente de gas desde el espacio profundo que bloquea la luz solar en la década de 1960.
  • El Gran Hermano controla el mundo en 1984 en la novela de George Orwell 1984.
  • En 1997 toda la isla Manhattan se ha convertido en una prisión de seguridad rodeada por una fuera policial en la película de John Carpenter, Escape de New York (1981).
  • En 1995 Sam Beckett, brillante físico, desaparece en el pasado por via de una máquina del tiempo en la serie de televisión de NBC, Quantum Leap (1989-93).
  • Un virus letal mata a 5 mil millones de personas en 1996 en la película Doce Monos de Terry Gilliam (1995).
  • HAL 9000, el más avanzado super computador nace y lleva cuatro años más tarde a la nave Discovery a su malograda misión a Júpiter en la novela de Arthur C. Clarke, 2001: Una Odisea del Espacio (1968).
  • En 1999 comienza la colonización de Marte en el libro de Ray Bradbury Las Crónicas Marcianas (1950).


Un documental sobre Nostradamus


Nostradamus Documental History Channel Latino Completo
[HD-1080]


Documental sobre la historia, profecías y especulaciones sobre Nostradamus
fuente: http://youtu.be/H2vu84ZSOpM




Notas

1. El laurel era un árbol consagrado a Apolo. Se consideraba que sus ramas proporcionaban el don de la profecía. Con el laurel y otras yerbas adecuadas, amén de los vapores telúricos, caía en trance la pitonisa en las cuevas del oráculo en Delfos en el período de auge de dicho oráculo entre dos y tres mil años atrás.

2. Pichon, Jean-Charles. Nostradamus descifrado. Plaza y Janés. pág. 303.

3. Ibid.

4. Esta es una interpretación de la misma cuarteta por Erika Cheetham recogida en el sitio de Internet http://www.dreamscape.com/morgana/1999.htm por allá en el año 2001.

5. Específicamente, Ezequiel 1, 10. Si quiere el rollo completo de la visión, que algunos dicen que fue de un OVNI, lea Ezequiel 1, 4-28.

6. Recordarán la trama y sobretodo el final de la película de Roman Polansky, Rosemary's baby.

7. Hay un maestro de religiones en una escuela de Hawaii, el señor Lee, que dice que sus antepasados podían predecir con exactitud los terremotos causados por su diosa de los volcanes Pele (Luna Roja) basándose en los eclipses tanto solares como lunares. El señor Lee ha reactivado la metodología de sus antepasados, que predice que cuando la sombra de un eclipse cruza una falla tectónica, se producirá un terremoto de x intensidad dentro un número probable y de días dependiendo de un cálculo que el señor Lee hace con el método de sus antepasados. El número de aciertos es escalofriante. Sobra decir que la comunidad científica internacional ignora completamente al señor Lee. Menos de dos semanas después que el temido eclipse del 11 de agosto de 1999 con su rara cruz cósmica cruzó la falla tectónica que cruza el norte de la península de Anatolia, un violento terremoto dejó 45,000 muertos en el noroccidente de Turquía. Pero desde principios de la década, el señor Lee ha cedido a las presiones y los cuestionamientos y para que lo dejen en paz, ha cerrado su sitio web.

8. Véase http://www.kirjasto.sci.fi/nostrada.htm . La penúltima vez que estuve, el sitio tenía la bicoca de 2, 307,451 visitantes! Si esto no es éxito para un sitio web, entonces no sé que lo será. Cuando volví tres horas más tarde a verificar una ortografía, habían pasado 140 visitantes más! Esto demuestra el intenso impacto de Nostradamus en la psique contemporánea.

9. La lista me parece interesante aunque no es exhaustiva. La traducción del Inglés es mía. En cuanto a la influencia de Nostradamus en esos libros o películas, yo hago como Pilatos. Sin embargo, se puede revisar Nostradamus en la cultura popular o este otro enlace de Wikipedia para más información sobre el profeta entre miles de sitios y libros dedicados al profeta provenzal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
◄Design by Pocket Distributed by Deluxe Templates